10 de enero de 2013

La odisea de ir al cajero en Ometepe



Hoy Jose Luis y yo hemos estado todo el día para sacar dinero de un cajero, os lo cuento porque es imposible de imaginar. ¿Todo el día? Sisisi todo el día. Hemos salido de Balgüe, el autobús ha salido solo con media hora de retraso y ha tardado una hora en hacer los 18 kms que le separan de Altagracia, tiene muchas paradas y para siempre que alguien le hace el alto, entonces suben las personas que esperan, las barras de hierro para los pilares (zona sísmica), los sacos de arroz, los otros de materiales diversos, las canastas con de todo, el motor fueraborda empaquetado desde Managüa, el lleváte eto pallá que despué regreso, … y así hasta ciento. Llegamos a Altagracia y el cajero sin banco adosado y que solo admite un tipo de tarjetas, escupe la mía y le dice nones a la de Jose Luís, buscamos sombra en el parque y comemos res enchorizada y gallo pinto en un comedor local, esperamos dos horas que venga el bus para Moyogalpa, que hay banco y todo. Cuando por fin viene el autobús hora y media para 28 kms, allí el cajero después de algunas intentonas y con la ayuda de una amable empleada del banco conseguimos dinero, a la hora y media el bus de vuelta, ya anochece cuando llegamos al cruce para Balgüe, “el Nazareno” ya ha pasado, Jose se queda en Altagracia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada