10 de enero de 2013

Pa-tir el que li varen pegar al Kenedi



Miércoles 9 de Enero: Ayer lloraba, maldecía, le pegaba puntapiés al gato…. En mi lucha contra el calor, los mosquitos, la música a todo trapo (aquí no han llegado los televisores de plasma, aquí están con las “mini cadenas” y la vecindad compitiendo  a ver quién tiene más decibelios, lo prometo) los perros, los gallos…. Balgüe debe ser uno de los municipios más bullangueros del mundo, total que iba perdiendo y entonces a mitad noche a mi compañero se le reventó un absceso en el testículo, con el betadine en una mano y las gasas en la otra, tomé una decisión: “¡Pa-tir el que li varen pegar al Kenedi!” y esta mañana me he venido a Altagracia en la parte más civilizada de la isla, aquí los techos no son de palma y hay pocos de zinc, como el que me cobijaba, que se ponía al rojo en las horas del medio día y seguían calientes en la noche, los niños y las niñas van vestid@s y hasta llevan zapatitos, se ven pocos cerdos y gallinas sueltos, hay menos mosquitos y sus picaduras menos salvajes, hasta puedo leer en la cama o apoyar mi portátil en una mesa….. lujo, si hasta el baño tiene una casi ventana, estoy encantada.Con un cuartel general en condiciones ya puedo seguir hacia adelante, ahora a ver si encuentro una casita para alquilar por un mes que me saldrâ mâs barato

No hay comentarios:

Publicar un comentario