12 de febrero de 2013

Misión cumplida, por ahora!


Lanzamos la llamada de ayuda para Nicaragua el 22 de Diciembre, yo vivía en Ometepe debajo del banderín de primera línea porque no llevaba otro en la mochila, fui a San Juan del Sur porque si ese día “se acababa el mundo” prefería estar con Amparo. Allí ideamos pediros asistencia económica para ayudar a unas niñas que habían sufrido abusos, algunas con sus bebés y que vivían en condiciones lamentables. La respuesta fue magnífica, no podía ser menos, como sois tod@s. Gracias Eduardo y Montse, Inma, Amparo, Susi, Teresita, Ana, Ruth, Maria, Concepción, Mª Cruz, Enrique, Olimpia, Carlos, Pedro, las cosas no están fáciles en España y vuestro gesto es encomiable. Hemos recogido hasta ahora 850 euracos y la mayoría de las niñas ha preferido uniformes y material escolar a algún apaño en sus chabolitas. Su decisión nos emociono gratamente como podéis imaginar ¡que clarísimo tienen donde está la salida de su situación! Así que después de comprar un colchón para Luisa y Luisito, nos fuimos con el desvencijado autobús que nos llevo al mercado de Rivas, con un buen montón de niñas, niños y bebes a comprar material escolar. En este curso escolar, que comenzó ayer, habrá más niñas y un niño (un sobrinito de las niñas, ya que aquí las niñas mayores comienzan a dar a luz antes de que sus madres terminen de hacerlo y muchas tías son menores que sus sobrinitos) que estaba por allí cuando hacíamos listas de lo que íbamos a necesitar comprar y repescamos al vuelo. Compramos camisas blancas, pantalones y falditas azules (jeans para las mayorcitas) zapatitos, calcetines, un poquito de ropa interior, mochilas, cuadernos, lápices y lapiceros,… fue una mañana agotadora, pero volvimos en el bus “abarrotado” de sueños cumplidos. Si, este curso iban a ir al cole.
Pero… ¡¡Joi@s haber mandado menos!! que nos han sobrado unos eurillos y ya estamos con que vamos a hacer con ellos. No nos ha hecho falta pensar mucho, este año ha llovido poco y las cosechas escasean, aquí en Ometepe hay niños y niñas que tiene escasez de alimentos (que viene a ser, no tiene arroz ni frijoles) así que ya estamos pidiendo precios a las distribuidoras, un quintal son 100 libras y cada saco 50 libras (45,5 kilos) nos aconsejan repartir aquello que llaman “canasta básica”: Arroz, frijoles, azúcar, aceite y jabón, calculo, a voz de pronto, unos 1000 córdobas (33 euros) por canasta. ¿Cuántas podremos repartir?
Esto es solo beneficencia, pero es urgente. Las niñas de San Juan del Sur irán al cole, en algunos lugares de Ometepe habrá un poco menos de hambre, pero nuestros objetivos son a más largo plazo. Ya estamos embarcadas en proyectos educativos y formativos, a codazos nos abrimos paso para que sean también asistenciales, pero eso os lo contaré en otro momento. Felicidades, vuestro corazón y también el nuestro es ahora un poquito más grande. Gracias y adelante!!

2 comentarios:

  1. Sois las más mejores. Chicas, aquí vemos lo GRANDES y MAGNÍFICAS que sois. Ana, te amo.

    ResponderEliminar
  2. Y nosotras te amamos a ti Montse, ya sabes, tenemos debilidad por las mujeres magníficas

    ResponderEliminar